Friday, January 16, 2009

If you like piña coladas and getting caught in the rain...

Compartir

No me había fijado en que ya me había tardado en subir un postre al blog...así que eso haré hoy.
Este pastel se acabo en horas, no es broma, si lo preparas te aseguro que tu familia se lo va a acabar en minutos...bueno no en minutos, pero si es un pastel que hará que recibas muchos cumplidos, aparte nadie se da cuenta que es vegan.
Es un pastel de piña. El truco aquí es el usar jugo de piña, mas adelante verán porque pero antes me gustaría compartir con ustedes un poco de la historia de este postre.
Me gusta saber un poco de la historia de la comida antes de prepararla, como que la valoras mas.
Es increíble pensar que el pastel de piña no siempre ha estado con nosotros, las piñas en lata no fueron inventadas hasta 1903 por Jim Dole. Ahora, ¿De donde vino la idea de poner fruta al final del molde de pastel? Bueno, esta técnica a estado desde la Edad Media. Tradicionalmente se preparaba con manzanas, cerezas y otras frutas en temporadas. Se preparaban en sartenes y no eran cocinados al horno. El uso de la piña en estos pasteles solo fue una nueva versión.
Pero es no le quita lo rico que sabe.

Ingredientes
1 1/2 tazas de harina
1 taza de azúcar
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
1 taza de jugo de piña
1/3 taza de aceite
1 cucharada de vinagre blanco...si, vinagre blanco
1 lata de pedazos de piña
2 cucharadas de azúcar café.


Calienta el horno a 162ºC.
Combina harina, azúcar blanca, bicarbonato de sodio y sal en un plato.
Asegurate que el jugo de la lata de piña equivalga a 1 taza, sino completa lo que falta con agua.
En un traste separado combina el aceite, vinagre y el jugo.

Pon los trozos de piña en el fondo de un molde para pastel, agrega la azúcar café arriba de ellos.
Rápidamente agrega la mezcla de ingredientes líquidos arriba de los ingredientes secos y revuelve hasta que no queden trozos grandes de harina. Agrega esta mezcla arriba de los trozos de piña y mete al horno.
Hornea de 25-35 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
Deja que el pastel se enfrié un poco, cuando este manejable voltea y deja que todos se impresionen por lo bonito que salio, haha.El jugo de piña es lo que completa al pastel, hace que el sabor de la piña también se encuentre ligeramente en el pan. Ah, y también lo mantiene suave y esponjoso.


En otro tema, quiero invitarlos a todos a que si viven por San Nicolás que se den una vuelta a la frutería de mi amigo Guajas, aka Javi.
Aparte de que los productos son de calidad, la gente que te atiende es muy linda y atenta. Así que dense una vuelta por ahí.
Aquí esta la dirección.
Popocatepetl No.666 las puentes 5to. sector
San Nicolás de los Garza, México

Y de pasada le mando un saludillo a Guajas que me ayudo en Bio Justicia a poner los folletos y todo. Es chido conocer chavos animados para mejorar al planeta.



Que tengan todos un exelente fin de semana.

2 comments:

Gina said...

Sadly, I don't know what you are saying (its not my fault, I took French in school), but I DO know that this cake looks totally delicious!

ŀĀŘ¡ŝ∫Á said...

the cake sounds yum...haha Im sure my brother would finish that in minutes, he is a little cake monster :P suenamuy rico el volteado de piña